Izquierda: Jose Velasquez Derecha: Cesar Danilo Mejía

La Revolución francesa fue un conflicto social y político, con diversos periodos de violencia, que convulsionó Francia y, por extensión de sus implicaciones, a otras naciones de Europa que enfrentaban a partidarios y opositores del sistema conocido como el Antiguo Régimen. Se inició con la autoproclamación del Tercer Estado como Asamblea Nacional en 1789 y finalizó con el golpe de estado de Napoleón Bonaparte en 1799.

Si bien, después de que la Primera República cayera tras el golpe de Estado de Napoleón Bonaparte, la organización política de Francia durante el siglo XIX osciló entre república, imperio y monarquía constitucional, lo cierto es que la revolución marcó el final definitivo del feudalismo y del absolutismo en ese país,1 y dio a luz a un nuevo régimen donde la burguesía, apoyada en ocasiones por las masas populares, se convirtió en la fuerza política dominante en el país. La revolución socavó las bases del sistema monárquico como tal, más allá de sus estertores, en la medida en que lo derrocó con un discurso e iniciativas capaces de volverlo ilegítimo.

 

Temas:

Declaración de los Derechos del hombre y del ciudadano.
Amenaza a la recién creada República francesa por las potencias europeas.

Correo: revofrancesa@inemjose.edu.co

Delegaciones:

  1. Carlos Felipe, Conde de Artois (Futuro Carlos X)
  2. Estados Unidos de América
  3. Georges Couthon
  4. Georges Danton
  5. Honoré Gabriel Riquetti
  6. Imperio Austríaco
  7. Imperio Español
  8. Jacques Antoine Marie de Cazales
  9. Jacques Pierre Brissot
  10. Jean-Nicolas Billaud Varenne
  11. Jean-Paul Marat
  12. Joseph de Maistre
  13. Luis XVI, Rey de Francia
  14. Madame Roland
  15. Maximilien Robespierre
  16. Nicolas de Condorcet
  17. Reino de Gran Bretaña
  18. Reino de Prusia
  19. Sacro Imperio Romano Germánico
  20. Vincent Marie Vienot de Vaublanc